¡BOMBAZO! Una consultoría externa evalúa el impacto de una granja norteamericana, White Oak Pastures, sobre las emisiones de carbono atmosférico y los resultados indican que el efecto neto de la producción de su vacuno, utilizando un pastoreo bien gestionado, es que por cada kilo de carne producido se CAPTURAN 3,5 kg de CO2-eq.

En comparación, producir un kg de carne convencional en Estados Unidos EMITE 33 kg de CO2-eq, un kg de cerdo emite 9 kg de CO2-eq, un kg de pollo emite 6 kg de CO2-eq, un kg de soja emite 2 kg de CO2-eq y, nuestro dato favorito, producir un kg de «Beyond Burguer», emite 4 kg de CO2-eq.

Son muchos números pero la conclusión es muy clara, cuando el pastoreo se gestiona adecuadamente, producir carne de vacuno sirve para combatir el cambio climático, atrapando carbono atmosférico en el suelo. Ninguna de las otras opciones cuando se producen de forma convencional consiguen un balance beneficioso de CO2 atmosférico, ni siquiera las opciones vegetarianas.

El estudio completo aquí: https://www.prnewswire.com/news-releases/study-white-oak-pastures-beef-reduces-atmospheric-carbon-300841416.html