«Nos enfrentamos a varios escenarios internacionales que nos impactan en forma simultánea»

Durante las últimas semanas hemos podido observar precios deprimidos a nivel de ganado en pie. Ciertamente la situación genera preocupación en los productores de ganado. Impacta también al sector lechero, que ha visto en los últimos años la diversificación hacia la producción de carne como una alternativa ante los vaivenes del sector lácteo.

Al analizar posibilidades de salir de esta situación desmejorada de nuestro mercado, no obedece a los ciclos tradicionales de la ganadería. Nos enfrentamos a varios escenarios internacionales que nos impactan en forma simultánea: el más dramático y directo es la depresión económica que afecta la situación de países como Brasil y Argentina. Si bien cerca del 80% de la carne proviene de Brasil y Paraguay, en los últimos meses hemos podido observar oferta de carne argentina que llega a precios inusualmente bajos, nunca antes vistos. Claramente esto afecta nuestro mercado chileno.

Los análisis internacionales indican que para Brasil se espera que durante este año 2019 exista una mayor demanda de carne a nivel de mercado interno, producto de los cambios que se generan en la economía del país, también por fuerte liberación de vientres. Todos estos antecedentes hacen suponer que el producto importado podría incrementar su valor.

Fenómenos climáticos de Australia (con pérdidas de más de 45.000 animales en las últimas semanas) también cambian la dinámica de oferta interna en ese país. Si sumamos la incertidumbre que ha generado el Brexit en Europa, podemos observar que las economías deben ajustarse, pero en forma lenta durante los próximos meses, esperando que la oferta incremente su valor.

Insistimos en la necesidad de fortalecer procesos de exportación. Mantener nuestros animales ingresados al Sipec no tiene un valor adicional, y nos permite sacar el producto al mercado asiático, que espera nuestros envíos de carne chilena.

Profesionalicemos nuestro rubro, mejorando no sólo productividad, sino también la rentabilidad de nuestra empresa. El manejo de nuestro recurso pradera realmente es un ámbito en que estamos al debe.

Verónica Ruiz Nolf, Corpcarne

Fuente: http://www.australosorno.cl/impresa/2019/03/14/full/cuerpo-principal/8/texto/