Las cifras preliminares de encuesta ganadera emanados desde INE a principios de Abril de 2018 muestran una leve tendencia de recuperación de la cantidad de ganado existente en el país. Las cifras se reciben con ánimo positivo, aún cuando existe conciencia que el incremento aparente de 2,7 a 2,8 millones de cabezas no es aún suficientemente significativo para un cambio sustancial en nuestra capacidad productiva. Es interesante que la categoría de vacas haya observado una tendencia al incremento, lo cual es coincidente con la retención de vientres que se observa principalmente a nivel de transacciones feriales y la disminución de la faena de hembras durante los últimos 2 años.

Sin duda es un desafío para la cadena productiva continuar el trabajo conjunto, para que los nichos de mercado que se han conquistado y que han permitido mejorar las condiciones de mercado puedan perpetuarse en el tiempo. Porque nuestra masa base de 1,6 millones de cabezas de hembras (vacas y vaquillas de diferentes razas) no permite, por razones fisiológicas, crecer a tasas exponenciales. En consecuencia, la recuperación de masa es gradual, y debemos preocuparnos de acelerar los procesos que lleven a la generación de modelos prediales innovadores que permitan evitar nuevas fases de muerte temprana de machos lecheros, y mejorar la rentabilidad del tramo de recría-engorda.

Por ello, el 5 de Abril, Corpcarne participó de una reunión en Osorno, en la cual se expuso al Sr. Ministro de Agricultura una serie de propuestas para destrabar temas ligados a normativas existentes y el apoyo para favorecer la materialización de más y mejores negocios, desarrollando sector, materializadas en un documento suscrito por los gremios y entidades privadas asistentes, y aprobado por asociaciones de las regiones del extremo sur del país. Areas relevantes son entre otras, tipificación, retención de IVA, apoyar la activación de compensaciones sanitarias, impulsar créditos blandos de largo plazo, investigación aplicada a modelos productivos. El desafío ahora es materializar con urgencia los cambios que permitan mejorar nuestra competitividad