Una carne de mejor calidad proveniente de reses que antes de cumplir un año alcanzan los 650 kilos, es la que produce don  Fernando Carmine, empresario ganadero
Desde hace más de 40 años, Fernando Carmine se dedica a mejorar genéticamente algunas razas de bovinos. Aunque él califica su trabajo como una “locura”, logró brindar al mercado, reses de gran tamaño, que consumen un 50 por ciento menos de materia seca para producir un kilo de carne.
Don Fernando Carmine Rodriguez pertenece a una tradicional familia de la Novena Región.  De profesión Ingeniero Agrónomo, titulado de la Universidad Austral de Chile en 1979, Fundador del Criadero Temuco, en 1980, siempre ha continuado avanzando en innovación genética.  En el año 2000 crea la cabaña de raza Texel para ganado ovino.
Su vasta experiencia le ha permitido participar en importantes muestras de ganado, en calidad de Juez Internacional.
Las 4 décadas dedicadas al avance genético pueden traducirse en 4 etapas de 10 años cada una, las cuales son:
1.- GATEAR
2.- CAMINAR
3.- CORRER
4.- VOLAR
La primera etapa  de GATEAR,  se desarrollo en tre 1980 y 1990,  e implicó la tarea de realizar Selección genética por pedigree – visual.
La segunda etapa, de CAMINAR se llevó a cabo entre los años 1991 y 2000, abarcando Selección genética por indicadores tradicionales. En ésta etapa tiene preponderancia la generación de Pruebas de progenie
La tercera fase de CORRER, entre los años 2001 a 2010 avanza hacia selección genética por ADN.
La cuarta etapa, VOLAR, es aquella que vive en la actualidad, con un horizonte de trabajo hacia 2020. Implicando Selección genética : Predictiva
Nuestra Corporación ha querido destacar la larga e impecable trayectoria de don Fernando Carmine en materia de avance genético carnicero, otorgando el premio  Corpcarne 2016, categoría Mérito Genético, de manos de nuestro Director Sr. Sergio Willer Daniel.